domingo, 17 de febrero de 2013

Blankets (Craig Thomson)

"El amor se compone de una sola alma que habita dos cuerpos" Aristóteles


Acabo de terminar de leer esta novela gráfica. Blankets significa "Mantos", en castellano. Ha sido como un viaje en el tiempo a mi propio pasado. Los paralelismos que he encontrado han sido muchos, aunque mirando a través de mi óptica pesimista, veo a Craig como un hombre muy afortunado y/o como un hombre muy inteligente, que ha sabido (algo tendrá de sabio) aprender de sus experiencias en la vida.

Estos son algunos comentarios publicados sobre Blankets:


"Una historia excepcional: la historia de un primer amor tan sinceramente narrada y recordada que te hace sentir cómo es enamorarse. Dolorosamente hermosa." Time Magazine


"Thompson describe el éxtasis y el dolor de una obsesión (con un amante, con Dios) y no teme sugerir las formas en que esa obsesión puede consumirse y desaparecer" Ken Tucker (The New York Times Book Review)

"...conmovedora, tierna, hermosamente dibujada, tan sincera que resulta dolorosa..." Neil Gaiman.

Y me quedo con el de Neil Gaiman que es un guionista genial, excepcional e imaginativo como nadie.

Este dibujo con su hermano, los dos disfrutando con el lápiz, con Craig que le mira y recibiendo sensaciones positivas, me hace mucha gracia, porque ha colocado las perforaciones para el arrastre del papel contínuo paralelamente a la zona de corte de las hojas. En realidad las perforaciones van a los lados.


Craig ha creado (ya hace algún tiempo) un precioso comic de casi 600 páginas. Me conmueve cómo es capaz de amar y comprender al ser humano, tan solo algo confuso (a mi modo de ver) por el dogma cristiano.









Con qué facilidad derrocha ternura y simpatía en estas viñetas. Dignas de ver:


domingo, 10 de febrero de 2013

El prisionero del cielo.


"Los hombres sin historia son la historia, grano a grano se forman largas playas y luego viene el viento y las revuelve borrando las pisadas y los nombres sin hijo, ni árbol, ni libro." - Silvio Rodriguez


Carlos Ruiz Zafón, de nuevo genial en este libro, nos muestra a nuestro querido amigo Fermín Romero de Torres, con su voz y espíritu de siempre. Quiero mostrar un fragmento:



El cura se encogió de hombros.
—Quién más quién menos ha perdido a alguien, del bando que sea.
—Yo no soy de ningún bando —repuso Fermín—. Es más, las banderas me parecen trapos de colores que huelen a rancio y me basta ver a cualquiera que se envuelva en ellas y se le llene la boca de himnos, escudos y discursos para que me entren cagarrinas. Siempre he pensado que el que siente mucho apego a un rebaño es que tiene algo de borrego.
—Lo debe usted de pasar muy mal en este país.
—No sabe usted hasta qué punto. Pero siempre me digo que el acceso directo al buen jamón serrano lo compensa todo. Y en todas partes cuecen habas.
—Eso es verdad. Dígame, Fermín. ¿Cuánto hace que no prueba un buen jamón serrano?
—6 de marzo de 1934. Los Caracoles, calle Escudellers. Otra vida.
El cura sonrió.

miércoles, 6 de febrero de 2013

A pesar de todo

Nonetheless.
"Puedo resumir, en solo dos palabras, todo lo que he aprendido de la vida: que continúa." Robert Frost

y a pesar de todo... noto pequeños pinchazos de vida.
Diría que hay días que hasta me duelen los músculos.

Observarla tan de cerca sin ser visto ni ser sentido,
me ha hecho apreciar detalles que nunca supe apreciar
y que posiblemente desembocaron en esta locura.

Hubo una vez que yo también quise deshacerme de ella.
Ayer pensaba: "... qué pena no haber sido mas rápido"
Hoy la veo con esa luz que desprende y que ahora es para otro,
pero un día fue solo para mí,
y me alegro de ser yo el que esté en este lugar.

Yo no di la vida suficiente para merecer nada mejor.
Ella es vida en si misma.
Hace mucho que no me metía en un blog
que en su momento tuvo una razón de ser.

Y al abrir el correo me encuentro el texto de arriba en un borrador
y siento cómo mi vida esta llena de casualidades y de causalidades.