sábado, 27 de noviembre de 2010

Mi otra mitad......

"Siente el pensamiento, piensa el sentimiento" Miguel de Unamuno

En realidad........
Llevo unos días queriendo escribir sobre distintas cosas ,pero cuando me pongo a ello ya he cambiado de opinión y quiero cambiar de tema y lo mejor es que no es porque ese tema ya no tenga importancia, si no porque al darle tantas vueltas mi cabeza se ha saturado de pensamientos y nunca podría escribir a la velocidad con la que van amontonandose para querer salir.....

Un amigo , muy amigo, mi otra mitad , me ha dicho que pensar es una mierda y leo eso y empiezan a asaltarme mil pensamientos....
La cosa es que los pensamientos van por libre, no atienden a razones ni logicas, incluso el pensamiento mas razonable se puede rebatir....
Los pensamientos tienen la habilidad de mezclarse con lo sentimientos y cambiar de color, tienen la capacidad de hacernos subir a las nubes o de hacernos bajar a los infiernos, los pensamientos siempre estan ahí , incluso cuando no queremos pensar...

Pensar, pensar , pensar, no pensar, no pensar , no pensar......siempre da igual....y casi siempre cuando menos queremos pensar o creemos que hemos logardo una tregua , los pensamientos siempre estan a la vuelta de la esquina para sorprendernos y para demostrarnos que no podemos librarnos de ellos...
Lo mas que podemos hacer es intentar jugar a dominarlos , a darles el sentido justo y en algunos casos la mas minima importancia, podemos intentar convivir con ellos y hasta jugar a que los engañamos..., cada día tenemos que intentar que no dominen nuestros sentimientos para al menos poder pensar en paz..
Y olvidar....hay que confundir a los pensamientos con la mala memoria, hay que olvidar y borrar muchos pensamientos, muchosm pensamientos que cuando arraigaron en los sentimientos se hicieron tan dolorosos que no nos dejan tener mala memoria, pero......quien hace la ley hace la trampa y a la vez que hay pastillas y ejercicios para no perder la memoria, tambien y sin perder la razón podemos a aprender a olvidar...para poder tener la capacidad de tener en nuestra mano el recuperar aquellos pensamientos o dejarlos bajo llave y que no salgan mas a tocar las pelotas.
Hay quien dice que no hay que olvidar....y tristemente nos cuesta muy poco olvidar las cosas sencillas y buenas, es como si no tuvieran un grado cualificación para ser recordadas, total son simples y efimeras, y es ahí donde cometemos el mayor error porque solemos tender a recordar lo que nos ha causado daño , ahí no olvidamos y no nos damos cuenta que recordar el dolor, solo duele.
Así que si lo pensamos bien, no hace falta ser maestros del engaño, solo hace falta dar a cada cosa el lugar que se merece, y recordar la sonrisa de alguien querido debería de ocupar un lugar preferente antes que estar siempre dando vueltas a aquellos o a eso que nos ha estado causando tanto dolor.
Y sabiendo que los pensamientos van por libre, intentemos cada día que al menos no nos jodan los sentiemientos......