miércoles, 19 de mayo de 2010

Qué queda

"Yo pienso confundir las cosas, unirlas y recién nacerlas, entreverarlas, desvestirlas, hasta que la luz del mundo tenga la unidad del océano, una integridad generosa, una fragancia crepitante." Pablo Neruda


Es que ya no queda ninguna historia donde mirar. Ya solo hay lágrimas donde antes parecían crecer ilusiones. Se fueron las musas, se fueron hadas y duendes. Me he quedado solo y las flores secas no dan perfume. Si algún día fui bueno, fue en tus brazos cansados o en tu odiado vientre. Quisiera haber sido diferente, dejando salir de mi cuerpo sangre suave y verde, liquen sobre plomo en tuberías de agua corriente.

Voy a ver... fumando menos papel venenoso por los poros, sudaré menos odio entre mis costillas.

-Buenos días -dijo el uno
-Buenos palos, merecías -contestó el otro
-En las tus costillas, que no en las mías -y así infinitamente.