viernes, 21 de mayo de 2010

Nada en nuestras manos

Todos los cambios, incluso los más esperados, conllevan su melancolía; porque lo que dejamos detrás es parte de nosotros, debemos morir una vida, antes de poder entrar en otra." (Anatole France)


Nada esta en nuestras manos?...
O casi nada, lo queramos o no.
Todo es cuestión de un segundo, de una palabra, de una mirada, de un paso, de una parada, de un choque, de un acto esquivo,de un deseo, de un sueño, de insomnio, de alguien bueno, de alguien malo, de un color, del sol, de la lluvia, de..., de...., de...., hasta de una puta mosca que cambia el vuelo...
Y un día te levantas y ves, que tanto si has hecho algo, o nunca has hecho nada, todo puede cambiar para bien o para mal en cuestión de un pis pas.
La buena o la mala suerte , segun lo que nos toque pasar o sentir..
Somos individuos únicos pero nos vemos influidos como piezas de domino, por las caidas o subidas de otros.
Y también, aun siendo individuos únicos, somos piezas de un puzzle para ir completando grupos, paisajes...., para ir completando y complementando sensaciones y sentimientos.
Pero muchas veces nos excluyen porque les molesta nuestra realidad...no tan lejana a la de ellos como quisieran o como quieren hacer creer.
O , nosotros mismos nos excluimos, para no sufrir, para no molestar...
Siempre he creido que el destino no esta escrito...se va escribiendo y a veces podemos escoger el color del lapiz..., incluso podemos pasar de lapiz a tinta...

No me gustan las frases hechas ,ni los correos en cadena, pero a veces te sorprende algo o quien te los manda, y he sacado algo que me parece muy interesante a la hora de coger el lapiz con fuerza y escribir nuestro destino o de colorear nuestra vida.

NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA TENER UNA NIÑEZ FELIZ.
PERO LA SEGUNDA SOLO DEPENDE DE TI.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Qué queda

"Yo pienso confundir las cosas, unirlas y recién nacerlas, entreverarlas, desvestirlas, hasta que la luz del mundo tenga la unidad del océano, una integridad generosa, una fragancia crepitante." Pablo Neruda


Es que ya no queda ninguna historia donde mirar. Ya solo hay lágrimas donde antes parecían crecer ilusiones. Se fueron las musas, se fueron hadas y duendes. Me he quedado solo y las flores secas no dan perfume. Si algún día fui bueno, fue en tus brazos cansados o en tu odiado vientre. Quisiera haber sido diferente, dejando salir de mi cuerpo sangre suave y verde, liquen sobre plomo en tuberías de agua corriente.

Voy a ver... fumando menos papel venenoso por los poros, sudaré menos odio entre mis costillas.

-Buenos días -dijo el uno
-Buenos palos, merecías -contestó el otro
-En las tus costillas, que no en las mías -y así infinitamente.