jueves, 15 de octubre de 2009

La vidriera cambiante


Hay una antigua fabrica de harina, reconvertida en vivienda por un noble ingles que se casó con una mujer del lugar.......

Tiene una torre que nos mira altiva, con una vidriera en lo mas alto........

Las habladurías dicen que en esa habitación de la vidriera, se encuentra el cuerpo de un niño embalsamado......

Dicen que murió y el dolor les impidio enterrarlo.......

Yo mismo pude preguntar en el pueblo mas cercano, y muchos habían oido la historia, pero no todos la creían cierta....

Incluso tuve la oportnidad de preguntar a la actual dueña de la casa, una tataranieta de ese noble que se quedó prendado de aquella belleza del lugar.

Ni confirmó ni desmintió. Sólo puso una sonrisa maliciosa, posiblemente harta ya de tantas sin razones habladas y preguntadas....

Todas las casonas y palacetes con torre tienen una leyenda, y, si no llegan a leyenda, por lo menos tienen algún chisme que aderece sus días y que alimente la imaginación de los vecinos y paseantes......

Y hay días en que creo que nosotros mismos somos casonas con torres; cada uno con su secreto oculto en el interior. Sin vidrieras que llamen la atención, pero con señales que sólo unos cuantos perciben y que pueden dar ocasión a habladurías o a alimentar el misterio que nos envuelve.......

No somos libros abiertos y nada es lo que parece, pero, quien lee detenidamente entre las líneas de la vida, sacará sus conclusiones........

Acertar o no, es otra cuestión........

Pero, no precipitarse, ya es un acierto.........

Voy a ver si cambio unos cristales de la vidriera. Qué lata. Siempre se rompe alguno.......