viernes, 28 de agosto de 2009

Mujer en cuerpo de hombre


Mi historia es cierta.
Soy una chica normal.
Me gusta mi nueva calculadora.
Es de color rosa. Como la de la foto.
Ya sé que a muchas mujeres no les gusta el color rosa pero a mí si y eso es lo importante. Me encanta.
Y no es fetichismo. Eso es distinto.
A otras las vuelve locas la peluquería y estar divinas de la muerte.
A mi no me gustan y son carísimas.
El pelo corto. Que de poca guerra. 
Pero si me agrada parecer bien.
Y tengo mucha suerte, porque siempre he sido guapa. Desde pequeña me decían que iba a ser una rompe-corazones y todas esas mandangas. ¿Se supone que me debía gustar? meeeeeeek ! Pues no. Odiaba que me dijeran si era guapa. No lo entendía ni sabía para qué servía y al saberlo no me ha interesado ni he sabido usarlo.
No me gustaba el tema de la moda.
De hecho, mi prima vino a casa una vez, siendo ambas muy jóvenes, como de 10 años, y ella llegó toda chula, con su maletita floreada y sus andares femineizantes perfumados a rododendros limoneros y algo trasnochados. En ese momento dije para mi: "La que me ha caído encima! ... ¡Vaya niña más tonta!"
Pero jugué con ella a los muñecos y a los coches. Realmente sólo a los muñecos, porque fue enseñarle mis coches y mi cara ilusionada por compartirlos con ella (yo compartía mis coches sólo con un niño que a veces venía a mi casa) para darme cuenta al ver la suya con el gesto torcido, que eso iba a ser un problema.

En la vida he hecho muy pocas amigas de las buenas y casi siempre he salido por ahí con mis amigos. Estoy segura de que alguien ya se anda preguntando porqué cuento estas cosas y no voy al grano, pero... ¿cual es aquí la cuestión? ¿El título de esta entrada? Meeeek. Que tenga el cuerpo de un hombre no ha sido una cuestión de importancia. Casi siempre he tenido menos pelo y vello que muchas mujeres. Me he comportado siempre como un hombre en el cuerpo de un hombre, excepto por mi etapa de niñez y juventud, cuando no controlaba bien y algunos detalles más de mi edad adulta nada relevantes. Soy una mujer y me gustan las mujeres. Más las de pelo corto y poco pecho. Procuro comportarme como un hombre dentro de unos límites aunque me disgusta. Los límites los controlo poco y por eso me llaman mariposa, marica, mariquita, maricuela, mariposón, afeminado ... y me preguntan (mujeres) si me gustan los chicos.

Es increíble cómo la sociedad transforma en borregos a unas y otros al punto de que si una persona se siente del lado es femenino han de gustarte los hombres. y viceversa. Pues no. No tiene porqué.

Entonces, al grano:
Si te dieran a elegir entre salud y longevidad, ¿qué elegirías?, piensa.
La solución está al final de estas palabras de relleno.
Laura Makabresku

Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación. Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.Piensa tranquilamente. Piensa. Tranquilidad. Moderación.

¿Ya?
La respuesta es, ninguna de sendas opciones. Debes elegir la felicidad antes que la salud y antes que la longevidad. Esto es, por supuesto, una idea robada de un libro. No vayas a creer.