lunes, 1 de junio de 2009

Estoy muerto (2)

I am dead.
"No soy nada. Nunca seré nada. No puedo querer ser nada. Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo." Pessoa - tabaqueria

Ahora no sé qué es peor, si vivir con el dolor a diario, con pesar, o la muerte con anestesia pero sin aviso. No sé qué prefiero, porque siempre deseé morir, pero no era así, sin gobierno sobre el momento, sin guía ni motivo personal. Ahora que estoy muerto, lo que deseo es vivir, romper con todo mi pasado y comerme la vida a tragullones, atragantándome con la risa. Qué patético.


Me paseo por la casa y solo veo ruinas de amor, el polvo sobre los CD's de los Carpenters, una almohada solitaria y sin abrazo, los pétalos secos al pie del florero. En su cara dormida quiero ver una lágrima de recuerdo sin cianuro, y su pelo dibuja el sendero del placer sobre sus hombros desnudos, sobre su piel morena de mujer: tersa y brillante, extranjera y hechizante. Ahora veo lo engañado que estuve y sin embargo, sigo sintiendo esa atracción que me obliga a inclinarme sobre ella para respirar el aroma de su jabón preferido, recién duchada, tan fresca como la noche, tan profundamente grabada en mi mente que puedo sentir de nuevo su primer beso...

La conocí en mi último viaje por América del Sur. Yo me creía entonces el amo del mundo, pero en mi fuero interior nada más, siempre me encontré mejor entre gallinas que sacando pecho delante de los demás gallos.

No hay comentarios: