martes, 1 de agosto de 2017

El mundo de Henry Darger

Henry Darger's World

"A quienes tanto les disgusta el desnudo encuentran indecente la verdad desnuda." F.H. Bradley
Recientemente me he topado con los trabajos de pintura de este hombre. Sufrió una vida penosa en la infancia y juventud, incomprendido y con mucho que contar. Su probable síndrome del espectro autista, asperger, y la costumbre que tenemos de rechazar todo lo que se sale de la norma, llevaron al pobre Henry niño hasta una institución mental de la que tardó años en poder escapar. Allí sufre abusos sexuales, hay quien dice que rituales religiosos sexualmente aberrantes. Una vez muerto, descubren en su vivienda el secreto trabajo de sus últimos 50 años. Básicamente una novela de 15.143 páginas y cientos de dibujos, muchos de gran formato para unas rodillas que ya no le sostenían. 

Analizan psicológicamente a un muerto a través del tiempo y determinan que padecía esquizofrenia, que era pedófilo, un gay reprimido y hasta un asesino en serie. No me extraña en absoluto que no diera a conocer nada ni se preocupara por ello para el día de su fin. 

"Darger's monographer John MacGregor, an expert on the art of the insane, believes Darger was a kind of suppressed serial killer" Y si John MacGregor dice de veras esto no merece ninguna credibilidad en su trabajo como "experto en el arte de lo insano". Alguien tan vulgar como para usar el trabajo ajeno para prosperar (vende su libro de 720 pag por entre 380$ y 675$) y hacerse notar, no es capaz de reconocer lo que es sano de lo que no. En el diccionario invisible y cambiante del arte no existe la palabra "insano" por más que queramos. Para buena salud, prueba la fabada asturiana y lanza después buenos pedos, Sr. Gregorio de Mac y quedarás bien a gusto.

Klaus Biesenbach, rostro siempre inexpresivo y personalidad destacada del mundo del arte, también saca tajada con un libro (85$ por 300 pág) donde mueve su magistral batuta en torno al trabajo de Darger dibujando una etiqueta que lo defina. Léase Sr. Klaus la crítica de William Swislow publicada en la pag 40 de la revista Outsider. Dice: "Biesenbach parece no solo impermeable a cualquier lección en el campo del arte outsider, si no permeable a sus peores clichés y hombres de paja [...]" Deberías hacértelo mirar klausito, porque sucede que a medida que pasan los años a veces se pierde la humildad y el deseo de aprender, y tú también necesitas seguir aprendiendo. Deja un rato el MOMA y su gente, piensa un poco menos y siente mucho más antes de crear un nuevo libro como ese.

Entre sus diversas actividades fuera del trabajo, Henry hizo seguimiento de las predicciones del "hombre del tiempo" durante 10 años y las comparó con la realidad. ¿Obsesivo? Si ¿Y? Resultado del estudio: La previsión del tiempo falló mucho, mucho, mucho. Recientemente un científico de la universidad me comentó al respecto que la meteorología es un sistema caótico y por tanto, impredecible en el tiempo. Pero hay que saber más antes de hablar. Por eso me encanta este texto de Agustín Fernández Mallo para la revista ORSAI:

" [...] el trece de marzo de 1963, el parte meteorológico anunciaba sol y cielos despejados, momento en el que él aprovecha para poner a secar una acuarela de grandes dimensiones junto a una ventana abierta. Se desencadena entonces una lluvia que cae sobre la ilustración, arruinándola. En la acuarela, una niña escapaba de los soldados, quienes no podían darle alcance a pesar de ir a caballo. Al diluirse los colores bajo la tormenta, aparecen en el papel una serie de manchones, una nueva configuración formal, de tal modo que representa justamente lo contrario a lo deseado: la niña es atrapada por los soldados, y no solo eso, sino que las nuevas formas denotan una auténtica masacre de la pequeña por parte de sus perseguidores. Desde ese día y hasta su muerte, Henry Darger odiará al hombre del tiempo y a todos los hombres del tiempo del Planeta por una razón mucho más profunda que la aparente: habrían obrado algo para él inconcebible, el triunfo irreversible del mal sobre el bien, ya que no había corrección que pudiera restaurar el dibujo inicial. Esa irreversibilidad del mal le atormentó, según se desprende de sus diarios, hasta su último día. [...]"
Y lo que no entiendo del texto de Agustín es el tema de los trabajos forzados y las potencialidades de esos centros en EE.UU.. No sé qué quiere decir. No creo que Henry hubiera estado bien teniendo que estar acompañado por otras personas, hombres concretamente y posiblemente no tan sensibles ni tan delicados o indefensos y tan poco probables como amigos. Su obra debía estar a salvo en todo momento, no podría trabajar con gente al rededor etc, mil motivos. (pulsa aquí para descargar el texto completo en PDF)

Darger se ganaba como tantos la vida humildemente limpiando la mierda ajena. Era una vida de pobreza para pagar el alquiler a sus caseros, la pareja Nathan y Kiyoko Lerner. Ella, nipona de poco honor, pidió tirar todo a la basura al fallecer Henry, pero Nathan lo impidió. Kiyoko disfruta los derechos de autor, algo completamente incomprensible e injusto. Alguna de las obras pueden adquirirse entre 75.000 y 80.000 dólares.

Todo el mundo ve chocantes las imágenes de niñas con pene. ¿Cual es el sexo de la infancia? ¿Y las flores no las veis? ¿No son los niños como las flores? En las playas y las piscinas los únicos legítimos en su desnudez son niñas y niños y si algo no lo es será el reflejo que produzca en algunos su inevitable visión. Los trabajos gráficos de Darger reflejan a través de la infancia lo bueno del ser humano. No siempre son críos desnudos y es eso mismo, la mezcla aparentemente descuidada de niñas con ropa y niñas vestidas lo que parece señalar que la ropa no hace diferencia. 

Uno puede mirar al espejo integral cuando tiene ropa y saber si va bien vestido, si tienes esa capacidad. Si uno va normal, si va requeteguapo, feo, conjuntado o con los colores a tortazos, o si las prendas son adecuadas para relacionarse con otras personas en eventos sociales o del día a día. El espejo reflejará todavía tu parte desnuda: los ojos, mejillas y labios. Habrá quien necesite decorar ahí también. Quizá nunca lleves ante el espejo integral tu desnudo integral porque no necesitas valorar si los ojos de los demás lo verán correcto o no y porque tu cuerpo desnudo siempre será normal entre la media normal de otros cuerpos desnudos. Los infantes desnudos son la perfección que todos fuimos alguna vez. Qué demonios importará si con pene o con vagina. 













































Nace el 12/04/1892 y termina el 13/04/1973. Dese cuenta de la cuasilidad, el día después del cumpleaños con 81, las cifras 1+8+9+2=20 y 1+9+7+3=20 y 1*8*9*2=144 raíz de 144=12, día del nacimiento y 1*9*7*3=189 primeras cifras del año de nacer y 13/04/1973 viernes13. Por supuesto, tonterías casuales aparte y sin ninguna importancia.

"Mi mujer tenía miedo de la oscuridad... luego me vió desnudo y ahora tiene miedo de la claridad." Rodney Dangerfield 

viernes, 7 de julio de 2017

Reglas, limites y realidad

Rules, limits and reality
"...un colega del señorito se presentó ante Petra
y quedó embarazada como loca desgracia del impulsivo encanto.
He aquí la barriga del Señorito.
Hágase cargo de mi según su palabra.
Y el cerdo la despidió y renegó de su carne.
Y habita entre nosotros
pobre e ignorante."

Ilustración de Henry Darger para su libro marginal de 15.143 páginas titulado "La Historia de las Vivians" o "Los Reinos de lo Irreal".


Las reglas existen. Hay medidas en las que no encajo. Hay listas blancas que no conocen mi nombre y listados negros que tampoco. Hay básculas que no encuentran mi peso y médicos que no calculan la hipotenusa de mis emociones. Yo vivo explorando zonas de una mente y en ellas muero cuando las abandono. Ignoro si destruyo neuronas o escapan de unos lugares a otros.

Hay redes que no me atrapan pero persiguen. Hay policía y delincuentes corriendo en bucles en torno al edificio cobijo, inerme y asolado del cual nunca salgo. Y uniformes, armas y órdenes que no acataré, ni vestiré, ni dispararé. Hay presidiarios en dementes cerebros y vigilantes del libro tibetano de los muertos.

Hay normas que no comprendo aunque lo intento. Formularios que no sé rellenar. Hay grupos a los que no quiero pertenecer. Equipos en los que no sé encajar. Y lazos de unión cuyo manejo no puedo asimilar. 
Hay dolor e insultos que devuelvo a su bruto originario. Hay gemidos que grito cuando me piden silencio y llantos que callo si esperan escucharlos. 

Hay rejas y cerraduras con candados oxidados; dejan camino libre a escaleras telarañadas bajo un polvo de siglos, oliendo a húmedo viejo enmohecido. Suben a áticos de miseria prensada y luz oscura. Paso a través de ellas y confío que
nada será peor que lo vivido. Encuentro sufrimiento y percusión en la cabeza y salto al vacío que siempre ofrece un destino alternativo.

Hay límites que siempre yerran y si se transgreden muestran verdades válidas maniatadas y a la vez contrapuestas. Hay topes que ya no recuerdo y recuerdos que no quiero tener. 
Soy el éxito de un actor improvisado y decepciono si me ponen ante un público entregado. No soy ese que ven ni sé porqué ven lo que no soy ni porqué no muestro quién.

Hay fronteras y divisiones para sitios a los que no quiero ir. No hay forma de ir donde sí quisiera estar. Hay sanciones que no se cumplen por igual y derechos y obligaciones que no se reparten con igualdad. Hay látigos que golpean sin parar y carne que se abre para sangrar por lágrimas secas que no se pudieron mostrar.

Hay 4 márgenes en mi papel y quiero escribir fuera de todos ellos la puta realidad. Hay horarios que cumplir y no puedo verlos en mi reloj al dormir. Habrá otros con su otro yo y no sé si soy el único que es multitud o uno más entre tantos moradores de auto infringida esclavitud.


Y eso, cadenas hay que atan costumbres. Y eso, raíces que sujetan pies desollados por escapar. Y eso, cárceles que no me gusta nada visitar. Y presos, árboles, barrotes, modales y amaneramientos por los que nos pueden señalar. 
Y eso, señales que cumplir hay. Y eso, leyes, políticos y mentiras por encima de una verdad que debería ser la top, la no va más y la soberana total nuestra sinceridad pero no la mierda típica de la mezquindad.

Y me canso de encontrar barreras que no me dejan salir, batidos que me quieren encasillar en tallas que no deseo alcanzar 
como me cansa la ropa, zapatos, complementos  que aprietan sujetan y tapan el cuerpo del niño asustado que nunca quiere ver nada cambiar. 

Voy a cortar para terminar una ola de libre blablablá aunque quisiera poder inundar mil hojas que tuvieran vida en el más allá de la cotidiana estanqueidad, de la rutina que necesito y ni siquiera soy capaz de notar.

Volad vosotros si podéis. Rolad donde la veleta del amor fugaz. Corred, huid, desnudad y cerrad; las calles, las prisiones, los cuerpos, los ojos para soñar los campos, las libertades, los sexos sin mirar. Pincharos con la aguja del sueño sin enhebrar por una noche loca y una vida de veracidad.

domingo, 14 de mayo de 2017

Lección de humildad

A lesson in humility.
"La humildad es el sólido fundamento de todas las virtudes." Confucio

Tuvo su tiempo Eurovisión pero ya hace muchos, muchisímos años que no vale para nada. Es un gasto tonto, una reunión de piedras con una decoración recargada y fútil.

Ayer sin embargo entre tanta piedra pretenciosa surgió una pequeña flor como la violeta de Cazorla. 

Sencilla, humilde, preciosa.

Entre tanto amiguismo por países vecinos como hay en el concurso de eurovisión a la hora de votar, todos pudieron ver el valor de la humildad y el significado profundo y tan simple del amor interpretado por una persona amable y veraz que sabe lo que dice y porqué.

Gracias Salvador por tu lección de humildad.



Amar Por Los Dos

Sí un día alguien pregunta por mi
Di que viví para amarte
Antes de ti, sólo existí
Cansado y sin nada para dar
Cariño, escucha mis plegarias
Pido que regreses, que me vuelvas a querer
Sé que no se ama solo
Tal vez poco a poco vuelvas a aprender
Cariño, escucha mis plegarias
Pido que regreses, que me vuelvas a querer
Sé que no se ama solo
Ta vez poco a poco vuelvas a aprender
Si tu corazón no quiere ceder
No sentir la pasión, si no quiere sufrir
Sin planear lo que vendrá después
Mi corazón puede amar por los dos